Alimentación | Anorexia | Bulimia | Transtorno alimenticio

5 novedades en trastornos alimentarios

COMENTARIOS

Inaguracion IX Congreso AEETCA

A principios de Junio de este año 2013 asistí al IX Congreso AEETCA (Asociación Española para el Estudio de los Trastornos de la Conducta Alimentaria) celebrado en Badajoz. Allí se presentaron las últimas investigaciones sobre los trastornos alimentarios.

De todo lo que extraje del congreso quiero destacar las 5 ideas que me resultaron más impactantes de 4 especialistas en la materia.

LEER MÁS

Adolescentes | Alimentación y Salud | Experiencias | Salud | Transtorno alimenticio

Alicia en el país de los hábitos saludables

COMENTARIOS

Hace algunas semanas tuve la oportunidad de colaborar con la Fundación Alicia.

Alicia, Ali-mentación y Cien-cia, es un centro de investigación dedicado a la innovación tecnológica en cocina y a la mejora de hábitos alimentarios.

Dentro de la fundación hay diversos programas, uno de los cuales es el Programa TAS, el cual evalúa la alimentación y la actividad física de estudiantes de 3º de la ESO de un conjunto de centros seleccionados por toda España.

Mi experiencia con la Fundación Alicia fue en un centro de Toledo.

LEER MÁS

Anorexia | Bulimia

Salir del infierno

Gemma LienasGemma Lienas
enero 4, 2013
COMENTARIOS

T- Y, sobre todo, deja de obsesionarte con tener un “cuerpo ideal”. En la vida hay cosas mucho más importantes y mucho más interesantes que ésta.

  1. De eso estoy convencida.

T- Además, la anorexia, como la bulimia (ya sé que Susana te ha explicado su problema y que, por lo tanto, sabes de qué hablo) sólo llevan infelicidad a la persona que la padece y a la gente que tiene a su alrededor. De manera que…

Marta se llevó un susto con el timbre del teléfono. ¡Caray ! Tenían que avisar a Juan porque hacía rato que debía haber terminado la sesión.

LEER MÁS

Alimentación | Alimentación y Salud

Cómo prevenir y tratar la resaca

Marta CastellsMarta Castells
diciembre 18, 2012
COMENTARIOS
Cómo prevenir y tratar la resaca

Cómo prevenir y tratar la resaca

La Navidad es tiempo de alegría, reuniones, celebraciones, cenas y fiestas; generalmente con abundancia de bebidas alcohólicas de todo tipo y donde las circunstancias pueden hacernos beber en exceso y ello  puede conllevar una resaca, pequeña o grande en función de lo que hayamos bebido y de nuestro peso, sexo y condición física.

LEER MÁS

Adolescentes | Alimentación y Salud | Anorexia

“Qué guapo tu boyfriend” y, a la primera de cambio…

Gemma LienasGemma Lienas
noviembre 30, 2012
COMENTARIOS
  1. …ahora que ya sabes que tus problemas no derivan de cómo estás en realidad sino de cómo te imaginas que estás, ahora tienes que empezar a luchar contra esos pensamientos negativos.

P- ¿Ahora? Hace tiempo que me lo estás diciendo.

T- Sí, pero ahora estás en mejores condiciones para ponerlo en práctica.

P- ¿Y qué tengo que hacer?

T- Ya lo sabes. Primero, no te atasques en los pensamientos negativos, que son los que repercuten en tu estado de ánimo.

P- Sí, eso frena el pensamiento…

T- Exacto. Segundo, discute contigo misma la validez de esos pensamientos. O sea, desmóntate tus propios argumentos, contraataca, hazte ver (como lo harías con un amigo para hacerle caer del burro) que no tienes razón.

P- ¿Por ejemplo?

T- “Como no funcionó mi relación con Ricky, no podré entenderme nunca con ningún chico” ¿Sí o no has pensado eso muchas veces?

P- Mmmm.

T- Contraargumentos: que no me haya entendido con un chico, no significa que no pueda entenderme con otro; mi historia con Ricky no funcionó porque yo no estaba bien; otras personas me aceptan: mis padres (recuerda las respuestas positivas que dio tu madre al cuestionario de autoimagen y que tanto te sorprendieron; es así como te ve ella), los gemelos, Claudia, el equipo de balonmano…

LEER MÁS

Adolescentes | Alimentación | Alimentación y Salud | Transtorno alimenticio

Déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH) y alimentación

Marta CastellsMarta Castells
noviembre 20, 2012
COMENTARIOS

Déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH) y alimentación

Seguro que habéis oído hablar o conocéis a algún niño que no puede concentrarse, que no para quieto en ninguna parte, que causa problemas en la escuela, que pelea con otros niños sin motivo aparente. Niños, adolescentes o adultos, más difíciles de lo que es habitual, que son incapaces de controlar muchas de sus situaciones y que lo que tiene en realidad es que tiene un Trastorno por déficit de atención (TDA).

LEER MÁS

Alimentación y Salud

La-princesa-de-morros

Gemma LienasGemma Lienas
octubre 31, 2012
COMENTARIOS

Durante unos minutos Marta oyó las voces de sus hermanos que, progresivamente, se fueron apagando como si lo que hacían, sin Bes, no tuviese ya ninguna gracia.

-¿Y si vamos a despertar a la princesa-pies-de-viento? -oyó que proponía uno de ellos.

Y, en seguida, la réplica del otro:

- Querías decir la princesa-de-morros, ¿no?

“¿La princesa-de-morros?” ¿Así era como la llamaban ahora los gemelos? Marta se avergonzó, pero no le extrañó. Se lo había ganado a pulso, porque, desde que había metido la quinta marcha a su régimen de adelgazamiento, se había convertido en la hermana más huraña del mundo.

- ¡Ay, sí! Ya no me acordaba del nuevo nombre. Como antes era tan simpática…

- Antes. Eso era antes de estar tan delgada y de estar siempre de mala gaita.

- ¿Y si lo intentamos?

- ¡Venga!

Unos piececitos descalzos se movieron rápidamente hacia su habitación. Ella se prometió que iba a estar a la altura de las circunstancias. La princesa-pies-de-viento renacía. La manilla de la puerta se movió. La princesa cerró los ojos e hizo como que dormía. La puerta se abrió y dos cabezas con un mechón azul aparecieron por la abertura.

- Princesa -murmuraron (se notaba que desconfiaban de la princesa casi tanto como del capitán azul) al mismo tiempo los dos comanches-. Nos quieren capturar.

-De ninguna manera – dijo la princesa sacando fuerzas de flaqueza e intentando poner una voz convincente de princesa india de las de antes.

Los comanches dieron gritos de alegría (¡era realmente la princesa-pies-de-viento!) y le saltaron sobre la barriga. La llenaron de besos pringosos de colacao. Ella les devolvió besos con sabor a … nada, decidió finalmente.

Los metió en la cama con ella. Se quedaron estirados y quietos, uno a cada lado, con los ojos bien abiertos.

-¿Sabes qué quieren hacernos?

- Cortarnos las cabelleras.

-¿Ah, sí?- preguntó la princesa -Yo creía que eran los comanches los que arrancaban las cabelleras a los enemigos.

- No, ahora en serio, Marta.

- Mamá quiere llevarnos a la peluquería porque dice que nos ha crecido demasiado el pelo.

- Y nos va a cortar el mechón del tío Lalo.

- Leonera dice que sin el mechón azul ya no seremos comanches, porque nos faltarán las pinturas de guerra.

La princesa-pies-de-viento rumiaba de qué manera podían recuperar el aire de indios una vez que les cortasen el mechón azul.

- Le podemos pedir al tío Lalo que os tiña otra vez un mechón

-¡Vale, sííí!

- ¡Guay! Esta vez le podemos decir que sea rojo.

Marta pensó que si el tío Lalo les hacía caso, se iba a organizar otro follón en casa.

-¿Por qué no te levantas y vienes a jugar con nosotros al comedor?

- Sí, venga. Tú podrías ser la que da la salida de la carrera.

Marta bostezó, se estiró y dijo que de acuerdo.

- Venga, ponte la bata – la apuraron los gemelos que se habían levantado como cohetes.- Te esperamos en el comedor.

Marta fue hacia el armario, lo abrió para descolgar la bata y se topó con la imagen que reflejaba la luna de la puerta: una chica que llevaba un camisón corto de tirantes. Se quedó embobada. “Caderas anchas y tetas de melón”, pensó; se puso de perfil: “barriga salida y un culo como una catedral” (fue una lástima que no les preguntase la opinión a los gemelos porque le habrían dicho cómo la veían ellos, como era en realidad: una chica tan delgada que parecía un espantapájaros).

Marta se dijo que era una suerte que Ricky no la hubiese visto con aquel camisón, porque no lo habría podido soportar.

“Estoy horrorosa”, pensó. Y aquel pensamiento le generó un malhumor tan potente que cuando los gemelos volvieron a reclamarla, los mandó a freír espárragos :

-¡Dejadme en paz! ¿No sois ya mayorcitos para jugar solos?

Los gemelos abrieron los ojos con sorpresa.

- Vaya, sí, ya está de bruja piruja.

- Ostras, sí, ha vuelto la princesa-de-morros.

Marta se sintió avergonzada de nuevo, pero fue incapaz de controlar el malhumor.

Fragmento de la novela Billete de ida y vuelta por Gemma Lienas.

LEER MÁS

Alimentación y Salud | Enfermedad

Cómo alimentarse para no deprimirse

Marta CastellsMarta Castells
octubre 17, 2012
COMENTARIOS

Cómo alimentarse para no deprimirse

¿Crees que tiene algo que ver la depresión con la alimentación?: Pues parece ser que sí, hay alimentos que se relacionan más con la depresión y otros que disminuyen el riesgo de padecerla.

Los expertos consideran que la depresión está aumentando en los países occidentales, principalmente entre los jóvenes. Para algunos la depresión es eminentemente psicológica, para otros un desequilibrio bioquímico y  también existe un tercer aspecto que es el nutricional.

LEER MÁS

Alimentación y Salud

¿Un cerebro en el intestino?

Marta CastellsMarta Castells
septiembre 24, 2012
COMENTARIOS

Fuento foto: Muy Interesante
Así es, no es una locura, tenemos dos cerebros uno en la cabeza y otro en el intestino.

Quizá a ti te ha sucedido que antes de un examen tienes diarrea, o cuando tienes que hacer una exposición, te entra un hormigueo en el estómago, eso que decimos tengo un nudo en el estómago, o cuando tenemos miedo como si tuviéramos algo que nos roe por dentro. Y por lo contario al recibir una buena noticia, notas un cosquilleo gustoso que te invade el abdomen, como si en su interior revolotearan centenares de mariposas. Todas estas sensaciones tienen actualmente una explicación científica al conocerse la existencia del segundo cerebro intestinal (conocido como sistema nervioso entérico), muy parecido al que tenemos en la cabeza.

LEER MÁS

Alimentación y Salud | Anorexia | Enfermedad

El cerebro del revés

Gemma LienasGemma Lienas
septiembre 4, 2012
COMENTARIOS

El cerebro del revés Entonces le explico lo que pasó aquel fin de semana en que Alquitrán caliente tuvo que ir a tocar a la fiesta de un pueblo bastante alejado de nuestra ciudad.

[. . .]

El silencio entre Ricky y yo era espeso y negro como el betún. Él había cortado el pan que había ido a comprar el hermano de Fred y untaba los trozos con tomate. Me puse a su lado para pedirle el aceite y la sal y para intentar decirle que lo sentía, pero, antes de que hubiese podido abrir la boca, me soltó:

- ¡Ostras! Qué simpática estás. Cada día es más divertido estar contigo…

Fue como si me diesen cuerda: di rienda suelta a todo lo que tenía dentro. Estaba hecha una furia. No podía parar. Ricky le dio una patada a la lata de tomate que, colocada sobre una piedra, salió volando haciendo una parábola y  fue a estrellarse contra unas rocas.

LEER MÁS